Una mamá cierva recibe una barrita de cacahuetes en una tienda y vuelve con sus hijos por más

Los inusuales ‘clientes’ de un establecimiento comercial de Colorado (EE.UU.) parecían contentos con el servicio y la atención de la tendera.

Lori Jones, tendera de un local de la ciudad de Fort Collins (Colorado, EE.UU.), atendió en un día de este mes de diciembre a unos peculiares clientes. Se presentaron en su comercio, de nombre Horsetooth Store, sobre cuatro patas.

La primera en aparecer en la tienda fue una cierva que recorrió el interior del comercio revisando el surtido como cualquier otro cliente. Sin prestar atención a la dependienta, el mamífero reparó en las gafas de sol, el helado y las patatas fritas.

Para deshacerse de la peculiar clienta, Jones decidió darle una barrita de cacahuetes. La estrategia surtió efecto: el animal abandonó el establecimiento y, además, aparentemente contento con el ‘regalo de bienvenida’.

Sin embargo, al cabo de una media hora la cierva estaba ya de vuelta. Y demostró ser más insistente de lo que pensaba la tendera. La madre regresó con sus tres retoño a por más agasajos.

No hay texto alternativo automático disponible.


Comments

comments