Un padre empuja a su hijo, portero de 8 años para salvar el gol durante el partido.

Todos hemos escuchado el término ‘padres agresivos’, pero este lleva las cosas un poco demasiado lejos.

El padre de un portero, en un partido para niños de 8 años, empuja a su propio hijo para ayudarlo a evitar que una bola golpee el fondo de la red.

Esto es durante un partido de niños de 8 años.

Las imágenes se tomaron en un partido de Gales entre Bow Street Magpies FC y Ysgol Llanilar FC.

El padre del niño lo empuja para impedir que el balón entre en la portería, e inicialmente tuvo éxito.

El balón simplemente rebota en el jugador de ocho años.

Pero uno de los jugadores del equipo contrario ve al niño todavía en el suelo, chutando a puerta y marcando el gol.

El papá entonces se aleja, gesticulando.

 

 

Fuente https://metro.co.uk

 

 

 

Comments

comments