Un pequeño cuarteto canta en una iglesia y desata la carcajada del público cuando oye al niño de chaleco

Cuando un grupo de niños bien vestidos subió al escenario, la platea no tenía idea de lo que habían preparado, pero su prestación de Navidad tomó un rumbo hilarante en el momento en que empezaron a cantar.

Ellos iban a cantar una canción gospel, pero no de la forma que una iglesia pudiera esperar. Trayendo alegría y risa a todos, los muchachos presentaban grandes sonrisas. Sólo ellos sabían lo que iba a suceder …

Una vez que la música comenzó, el público percibió que ese grupo no era un cuarteto cualquiera. Los cuatro dieron lo mejor para acompañar la canción.

Cuando llegó el turno del joven de chaleco, la platea perdió el control y soltó grandes carcajadas, y él todavía tenía más cartas en la manga para hacer reír.

Ver los jóvenes divertirse tanto en el escenario hizo que el público olvidara todo lo demás, y pasar un buen momento de diversión.

 

Comments

comments